Las inteligencias poco capaces se interesan en lo extraordinario; las inteligencias poderosas, en las cosas ordinarias. Victor Hugo.

victorhugo01m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *